Máximas sanciones al uso del móvil cuando se conduce, y bienvenida la señal V16

El Gobierno y la Dirección General de Transportes han dado el último paso para elaborar la reforma de la Ley de Transportes, Circulación y Seguridad Vial, ya aprobada en primera vuelta por el Consejo de Ministros el pasado 10 de noviembre.

Este martes, el Ejecutivo de Pedro Sánchez envió a las Cortes un proyecto de ley que, entre otras cosas, suprime el límite de 20 km/h para adelantar en carreteras normales, declara la «guerra» a los teléfonos móviles y suprime los triángulos de advertencia.

Para que todos estos cambios entren en vigor, la reforma debe ser aprobada por la mayoría del Congreso.

Supresión de la prohibición de adelantar a 20 km/h

Una de las principales medidas de reforma que probablemente generará más debate parlamentario en la Cámara de Representantes es la supresión de la posibilidad de que los coches y las motos superen el límite general de velocidad de 20 km/h al adelantar a otros vehículos en las carreteras ordinarias.

«Suprimir esta medida, que ya ha sido suprimida en otros países de la UE, reforzará el mensaje de que los adelantamientos son peligrosos e implican el riesgo de ser atropellado por un vehículo», afirma la DGT.

manos al volante
cuentakilometros

Menos maniobras de adelantamiento y más lentas

El objetivo de la medida es «promover una conducción segura», aunque la DGT admite públicamente que el fin último es reducir los adelantamientos en las carreteras normales, donde se concentran la mayoría de los accidentes mortales (en 2020 murieron 670 personas en España, el 77% de todas las muertes en carretera al año).

Se espera que la nueva norma obligue a revisar todas las marcas de los carriles en cientos de carreteras de la red y a reducir el número de tramos en los que se permite adelantar.

Algunos automovilistas y asociaciones de automovilistas han criticado la medida, argumentando que, en contra del objetivo de la DGT, la supresión del límite de 20 km/h reducirá la seguridad vial, aumentará el riesgo de colisiones frontales y contribuirá a la congestión de las carreteras convencionales de un carril por sentido.

«A primera vista, la supresión del límite de 20 km/h no responde a ningún criterio de seguridad. Por el contrario, los adelantamientos son más rápidos y, por tanto, más seguros con esta velocidad adicional», ya que se necesitan menos metros para la maniobra, afirma Ángeles Miguel, directora jurídica del Real Automóvil Club de España (RACE).

Pérdida de seis puntos por el uso de teléfonos móviles

Otra de las medidas más importantes incluidas en la ley es el aumento de 3 a 6 puntos deducidos en caso de infracción por el uso de dispositivos móviles mientras se conduce. Si la reforma propuesta por el Gobierno entra en vigor, conducir con dispositivos móviles se considerará una infracción muy grave y se sancionará con la pérdida de seis puntos del carné de conducir.

Además, según fuentes consultadas por ituve.es, es posible que durante el proceso legislativo la multa por conducir con el teléfono en la mano o con dispositivos móviles pegados al salpicadero o al parabrisas se eleve a 500 euros.

Este es uno de los supuestos en los que las sanciones son más elevadas por «comportamientos que hacen más arriesgada la conducción».

La reforma también aumenta de tres a cuatro el número de puntos concedidos por restringir el uso del cinturón de seguridad, las sillas para niños, el casco y otros dispositivos de seguridad. También se añade el uso inadecuado como motivo de la pérdida de estos puntos.