Atención, no se puede colocar la pegatina sin haberla pasado. Es un delito.

Sentencia del Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo ha fijado que poner la pegatina de la inspección técnica de automóviles (ITV) en un coche que no la haya superado es delito de empleo de certificación falsa.

El Pleno de la Salón II del Tribunal Supremo ha predeterminado en una sentencia que la utilización no autorizada del propio oficial de haber superado favorablemente la periódica Inspección Técnica de Automóviles (ITV) es constitutiva del delito de empleo de certificación falsa del artículo 399.2 del Código Penal, con relación a el artículo 400 bis del mismo texto legal.

En su sentencia, el prominente tribunal solventa una cuestión que había sido resuelta de manera contradictoria por diferentes audiencias provinciales.

De este modo cita una sentencia de la Audiencia de Asturias que estimó que la pegatina de la ITV formaba archivo oficial y otra de la de Las Palmas que comprendía que era un certificado y en los dos casos coincidían en que su empleo por quien no se encontraba autorizado para eso era delito de certificación falsa.

itv pegatina 2020

Por contra la Audiencia de Barna mantuvo que la pegatina de la ITV tiene la naturaleza de mero instrumento propio o bien marca facilitadora del control policial por lo cual la utilización de las pegatinas lícitas por quien no esté autorizado para eso no está que viene dentro en el criterio de archivo, despacho o bien certificación a los que tiene relación el artículo 400 bis del Código Penal.

La Audiencia barcelonesa concluyó que solamente la ficha o bien la tarjeta exhibe el carácter de archivo oficial mas no su propio, por lo cual pensaba que su colocación era sancionable por vía administrativa y no penal.

El Supremo recalca que el desarrollo de certificación y control se ajusta a la Administración pública por lo cual algún reproducción o bien manipulación de estos marcadores o bien la utilización no autorizada de los sellos lícitos se integra en la intención probatoria que se asigna al propio original y consigue su pleno concepto, por lo cual se encuadra totalmente en el Código Penal.

Además ten en cuenta que «la directiva europea relativa a las inspecciones técnicas periódicas de los automóviles de motor y de sus remolques compara la aptitud demostrativa que corresponde al certificado de superación de la ITV con los sellos adhesivos que particularmente se registren para esa función en lo que se refiere al hecho de haberse superado la prueba.

En el caso específico que otorga sitio a esta sentencia el prominente tribunal asegura una condena de multa de 720 euros por delito de empleo de certificado falso impuesta al dueño de un turismo que llevaba pegada en la luna frontal una pegatina de la ITV que tenía como fecha de validez septiembre de 2019 en el momento en que el vehículo tenía caducada la inspección técnica desde el 5 de mayo de 2016.

Según la sentencia de un Juzgado de Jerez de la Frontera, confirmada por la Audiencia de Cádiz y en este momento por el Supremo, el acusado, «con un fin falsario y con el fin de no ser sancionado por tener la ITV caducada, usando de un archivo auténtico sin ser su legítimo titular procedió a pegar en su vehículo la pegatina sin corresponder a su coche».

El culpado recurrió al Supremo aduciendo que su conducta no formaba delito al tener en cuenta que la pegatina inadecuadamente adherida ni era un archivo oficial ni una certificación que justificase la aplicación del artículo 400 bis del Código Penal.