Adas Alerta de cambio de Carril

De este modo trabajan los sistemas ADAS de ayuda a la conducción.

Que es y como funciona

La UE, desea que, a partir del año 2022, todos los turismos nuevos monten una serie específica de ayudantes electrónicos que aumenten su seguridad y lo implementa como equipamiento de serie obligatorio.

Con este emprendimiento , el Parlamento Europeo quiere llegar a cero muertes ocurridas por incidentes en la Comunidad Europea para 2050.

adas ayuda a la conduccion

Los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) son sistemas electrónicos de un vehículo que utilizan tecnologías avanzadas para ayudar al conductor.

Pueden incluir muchas funciones de seguridad activa, y a menudo los términos «ADAS» y «seguridad activa» se utilizan indistintamente.

Los ADAS utilizan sensores en el vehículo, como radares y cámaras, para percibir el mundo que le rodea y, a continuación, proporcionan información al conductor o toman medidas automáticas en función de lo que perciben.

Las funciones ADAS que proporcionan información suelen incluir «advertencia» en el nombre.

Por ejemplo, si el vehículo detecta un objeto, como otro vehículo o un ciclista, en un lugar en el que el conductor no puede verlo, funciones como la advertencia de ángulo muerto o la advertencia de marcha atrás avisarán al conductor.

Del mismo modo, si el sistema determina que el vehículo se está desviando de su carril, podría activar la advertencia de salida de carril para alertar al conductor.

Cuando estas detecciones se combinan con una tecnología que actúa más allá de una simple advertencia, el ADAS se convierte en un sistema de seguridad activa, lo que significa que el vehículo controlará «activamente» el frenado o la dirección. Estas características suelen incluir «asistencia» en el nombre.

Estas características pueden aumentar drásticamente la eficacia de los ADAS para salvar vidas. Por ejemplo, el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras descubrió que los sistemas de advertencia de colisión frontal reducen las colisiones entre vehículos delanteros y traseros en un 27%; cuando el sistema también incluye la capacidad de frenar automáticamente, esa cifra casi se duplica.

Del mismo modo, las cámaras de visión trasera reducen las colisiones por detrás en un 17%, pero el frenado automático trasero las disminuye en un enorme 78%.

El ADAS también incluye funciones de propulsión como el control de crucero adaptativo, que varía la velocidad para garantizar que el vehículo mantenga una distancia segura con el que le precede. Las funciones ADAS más sofisticadas pueden incluso gestionar la dirección y la propulsión sin necesidad de que el conductor las controle en determinadas condiciones, como la conducción en autopista o el tráfico de parada y arranque.

Estos sistemas suelen denominarse sistemas de seguridad activa de nivel 2+ y representan algunas de las funciones más avanzadas disponibles actualmente en el mercado.

 

ADAS vs. conducción automatizada

Nuestros expertos consideran que la conducción automatizada se encuentra en un espectro con ADAS, con la distinción del nivel de compromiso del conductor.

En un sistema ADAS, el conductor sigue participando en el acto de conducir, lo que se conoce como «en el bucle».

Puede que sus manos no tengan que estar en el volante y sus pies no tengan que estar en los pedales, pero sigue siendo el responsable último del funcionamiento seguro del vehículo.

Para ayudar a garantizar que los conductores sigan participando, muchos fabricantes de equipos originales emplearán sistemas de detección del estado del conductor.

En la conducción automatizada, el conductor puede estar «fuera de juego» y el vehículo tiene el control.

A medida que los vehículos adoptan más funciones ADAS y avanzan hacia la conducción automatizada, el aumento resultante del software está creando una necesidad inmediata de una computación significativamente más potente.

Para lograr esto de una manera flexible y escalable, el enfoque único de la Arquitectura Satélite de Aptiv saca la inteligencia de los sensores y la centraliza en uno de nuestros potentes controladores de dominio, aumentando el rendimiento, la reutilización y la capacidad de actualización, al tiempo que reduce la masa y el volumen de los sensores.

Este enfoque está acelerando la adopción de ADAS al permitir nuevas funcionalidades con la máxima reutilización y un menor coste total.

Aptiv está democratizando ADAS a través de estas plataformas eficientes y escalables, que tienen el potencial de salvar vidas.

A medida que trabajemos junto con nuestros socios OEM, proveedores y otros en la industria, ADAS y los sistemas de seguridad activa ayudarán a que las lesiones y muertes relacionadas con los vehículos sean cosa del pasado.

Si te gustó Valora este artículo
5/5