Cómo ahorrar combustible al conducir

Comprar la gasolina y el gasóleo más baratos es la forma más fácil de reducir los costes de combustible, pero hay otras cosas que puedes hacer para sacar el máximo rendimiento del depósito.

Consejos para ahorrar combustible

La  aerodinámica es muy importante

La resistencia al viento aumenta el consumo de combustible.

Trata de mantener las ventanas cerradas a altas velocidades y retira las bacas y las cajas cuando no estén en uso. Quitar una caja de carga del techo puede ahorrar hasta un 20% de combustible en un año.

Baja la velocidad

Según la Dirección General de Tráfico, si se baja de 80 a 70 mph se puede ahorrar hasta un 25% de combustible. Si estás en carreteras más pequeñas, bajar la velocidad de 120 km/h a 100 km/h, podrías ahorrar otro 10%.

Mantenimiento

Haz que te revisen el coche regularmente para mantener la eficiencia del motor y asegúrate de que estás usando el aceite de motor correcto (consulta el manual).

Conducción sensata

Leer el camino que tenemos por delante, anticipando las acciones de otros conductores y los posibles peligros. Cuanto menos se frene y se acelere, menos combustible se utilizará.

Por ejemplo, conduce suavemente en un tráfico pesado y evita conducir rápido para alcanzar al coche de delante y luego tener que frenar.

Bajar las revoluciones

Algunos automovilistas dejan que las revoluciones (revoluciones por minuto o RPM) lleguen a 3.000 por minuto (coche de gasolina) y 2.500 (diesel) antes de cambiar de marcha. Es más eficiente subir una marcha a 2.500 (gasolina) y 2.000 (diesel). Usar marchas altas, como la quinta y la sexta, más pronto que tarde.

 

 

 

Aparato surtidor de combustible

Cuidar los neumáticos

Los neumáticos bien mantenidos son esenciales para una conducción segura y económica.

Compruebe la presión de los neumáticos con regularidad (especialmente antes de un viaje por autopista).

La CCR afirma que los neumáticos correctamente inflados pueden mejorar el consumo de combustible hasta en un 2%.

Reducir el peso

Un coche más ligero usará menos combustible, así que no vayas por ahí con objetos innecesarios en el maletero y, a menos que estés en un viaje largo, piensa en llenar el depósito de combustible a medias o menos.

Los topes de velocidad

Frenar con fuerza, acelerar y luego frenar para el siguiente bache es ineficiente y utiliza combustible extra. Trata de conducir a una velocidad constante de 60 km/h en su lugar.

¿Con aire acondicionado o ventanas abiertas?

El aire acondicionado aumenta el consumo de combustible, especialmente a bajas velocidades. Si es un día caluroso, use el aire acondicionado para conducir a alta velocidad, pero abre las ventanas en la ciudad.

Usa menos el coche

Suena obvio, pero la forma más sencilla de ahorrar en los gastos de combustible es reducir el uso del coche: intenta caminar, ir en bicicleta o en transporte público para viajes más cortos, o compartir el coche para ir al trabajo.

Vehículo automático o manual

Según los expertos, los automáticos usan entre un 10% y un 15% más de combustible que los manuales. Sin embargo, la brecha se está cerrando a medida que la moderna y eficiente semiautomática se hace más popular. También hay poca diferencia entre los automáticos y los manuales en las autopistas.

Calcula cuánto combustible usas cada semana. Ahora trata de reducir la velocidad durante una semana y mira la diferencia. Averigua los hechos cuando pienses si necesitas un coche, y asegúrate de saber cuánto cuestan los diferentes tipos de coches para funcionar.